Cuestiones legales

Como siempre que hablamos de hackintosh conviene realizar las debidas consideraciones legales previas. Apple no licencia sus sistemas operativos a terceros desde 1997 y además, batalla en los tribunales contra cualquiera que comercialice equipos con sus sistemas preinstalados, como el fabricante de clónicos estadounidense Psystar o el europeo PearC, que terminó cancelando su oferta de Mac.

Tampoco autoriza el uso de OS X en equipos fuera de los suyos propios ni por supuesto soporta de ninguna manera este tipo de técnicas e instalaciones, aunque compres el sistema operativo. Si bien no creemos que le importe a Apple que a nivel de consumo se pruebe OS X en una máquina no Apple, conviene dejar claro que la responsabilidad legal de su uso es de cada usuario.

Hardware para Hackintosh

Desde que Apple cambió la arquitectura de sus computadoras desde Power PC a Intel, la tarea de construir un Mac Clónico se ha facilitado enormemente. Hoy en día, aunque los medios separemos erróneamente un PC de un Mac entendiendo que el primero solo puede utilizar Windows, un Mac no deja de ser un PC, muy similar al que podemos comprar o crear con Windows y Linux si bien está personalizado, integrado y optimizado por Apple.

Teniendo claro lo anterior, la base para hackintosh pasa por elegir los componentes más compatibles, que suelen ser los que utiliza la propia Apple en sus Mac. No todo el hardware funciona igual de bien y otro no lo hace en absoluto. De ahí la importancia de emplear los componentes más adecuados como recomienda Tonymacx86 al actualizar su guía de compra a enero de 2017.

La combinación ideal es una placa base con chipset serie 100 de Intel, procesadores Core de sexta generación “Skylake” y -en su caso- gráficas dedicadas GeForce de NVIDIA. El medio ofrece otras guías para manejar la cuarta y quinta generación de procesadores Core, Haswell y Broadwell, por si tienes un equipo con ellos o utilizarlos.

También se están probando los nuevos procesadores Intel Kaby Lake con los chipsets serie 200, pero para hackintosh no los recomendaríamos en absoluto porque no cuentan con soporte nativo de Apple, o lo que es lo mismo, todavía no hay en el mercado ningún Mac con Kaby Lake.

Existe hackintosh sobre AMD pero no funciona igual de bien. Opta por una plataforma basada en Intel Skylake si quieres la mayor compatibilidad. Sus componentes funcionan perfectamente con Windows y Linux por si quieres utilizar OS X junto a otros sistemas operativos. Te recordamos tres ejemplos prácticos con máquinas de distinto nivel para crear el mejor clónico Mac.

Mac Mini ITX

El componente más importante a la hora de construir tu Mac clónico es la placa base. Recomiendan utilizar modelos de Gigabyte, para este equipo una mini-ITX. En cuanto al procesador, utilizaríamos un doble núcleo Skylake. La gráfica a usar es la integrada en el procesador y es totalmente compatible. En este equipo no necesitamos dedicadas. Memorias podemos utilizar casi cualquiera aunque los modelos Crucial funcionan muy bien. Chasis, fuente de alimentación o ventiladores, lo que quieras. La placa propuesta tiene soporte para Bluetooth y Wi-Fi. Sí necesitaremos una tarjeta Wi-Fi adicional puedes utilizar la TP-LINK TL-WDN4800.

Mac PC ATX

Un ordenador de sobremesa estándar con placa base ATX, como en todos los casos de Gigabyte como las más recomendables. Subimos nivel a un Core i5 aunque puedes montar i3 o i7 según presupuesto. El resto de lo comentado para la Mac Mini vale para ésta. La gráfica dedicada es opcional. Aquí tienes un listado con las más compatibles que corresponden a modelos de NVIDIA.

Mac PC ATX PRO

Todo lo que hemos hablado anteriormente funciona para este PC de mayor rendimiento que los anteriores, en el que puedes seleccionar una gran cantidad de opciones con base siempre en Gigabyte. Una de las configuraciones posible sería:

  • Placa base: Gigabyte GA-Z170X-Gaming 5 (Socket 1151 – Chipset Intel Z170X)
  • Microprocesador: Core i7 6700K
  • Memoria: Crucial Ballistix (DDR4 – 2400 MHz – 32 GB)
  • Almacenamiento: Samsung 850 EVO – 1 TB
  • Instalación de OS X

  • Una vez creado o actualizado el equipo con los componentes anteriores necesitamos una copia del sistema y una herramienta que sea capaz de instalarlo.La herramienta que más nos gusta es UniBeast recientemente actualizada a la versión 6.2. Un “todo en uno” muy completo que nos deja todo preparado para instalar OS X desde un pendrive USB. El problema de UniBeast es que se trata de una aplicación nativa que necesita un Mac para preparar la instalación y si estamos preparando un Mac Clónico seguramente no tengamos acceso a una máquina de Apple.

La solución aquí pasa por virtualizar Mac en una máquina Windows con aplicaciones como VMware y de la misma forma que utilizamos para probar Windows 10. Puedes seguir tutoriales como el que utiliza Virtual Box e iAtkos. Otras opciones (menos legales aunque ningún Mac clónico está soportado legalmente por Apple) es utilizar distribuciones ya preparadas como Niresh siguiendo tutoriales como este de ONE Digital.

Si tienes acceso a un Mac o puedes virtualizarlo, Unibeast es ideal, siguiendo este paso a paso actualizado para instalar la última versión de OS X, macOS Sierra:

Obtener OS X

El sistema operativo es gratuito para cualquiera que haya comprado un comprado anterior compatible con macOS Sierra. Si es tu caso, descárgalo con tu ID Apple desde la Mac App Store
OS X también se puede adquirir cargado en un USB, a la venta en las Apple Store
Paso 2. Crear una unidad de arranque USB

Inserta tu pendrive de capacidad mínima 8 GB (recomendable 16 GB). Abre en el Mac /Aplicaciones/Utilidades/Utilidad de Disco y selecciona el pendrive.
Haz clic en la pestaña particiones, luego enCurrent y selecciona 1 Partición. Luego haz clic en opciones y selecciona la tabla de partición GUID.
Pon el nombre que quieras al USB pero selecciona el formato Mac OS Extended (Journaled).
Solo resta pulsar sobre aplicar y partición para formatear el pendrive.

  • Haz clic en la pestaña particiones, luego enCurrent y selecciona 1 Partición. Luego haz clic en opciones y selecciona la tabla de partición GUID.
  • Pon el nombre que quieras al USB pero selecciona el formato Mac OS Extended (Journaled).
  • Solo resta pulsar sobre aplicar y partición para formatear el pendrive.
  • Descarga y ejecuta UniBeast (tendrás que estar registrado en Tonymacx86).
  • En destino selecciona USB y en en la opción de sistema operativo escoge tu copia de macOS Sierra.
  • Selecciona UEFI Boot Mode o Legacy Boot Mode en las opciones del cargador de arranque según el que use tu BIOS.
  • Opcionalmente elige tu chip gráfico en las opciones de configuración gráfica.
  • Verifica las opciones, introduce tu contraseña y haz clic en Install. El proceso de creación durará alrededor de 10-15 minutos.

Paso 3. Configuración de la BIOS

  • Si has utilizado la placa base Gigabyte que te hemos recomendado no tendrás problemas con la BIOS UEFI de AMI realizando los siguientes ajustes.
  • Entra en la BIOS y carga los valores predeterminados optimizados.
  • Si tu CPU lo soporta desactiva VT-d y CFG-Lock.
  • Desactiva también el modo de arranque seguro.
  • Activa USB como primer dispositivo de arranque.
  • Guarda la configuración.

Instalar OS X

Colocamos el pendrive arrancable en un puerto USB (más compatible si es 2.0) y arrancamos la máquina.
En la pantalla de inicio seleccionamos Boot Mac OS X from USB.
Elegimos idioma
Para una nueva instalación de OS X, debemos borrar y formatear la unidad de destino de acuerdo con los siguientes pasos.
Abre la Utilidad de discos en Utilidades.
Selecciona el disco duro en la columna de la izquierda.
Selecciona la pestaña partición y selecciona GUID Partition Method.
Escribe el nombre que quieras (por ejemplo macOS Sierra) y en formato selecciona Mac OS Extended (Journaled). Aplica y cierra la utilidad de disco cuando termine.
Sigue los pasos del instalador de Apple, seleccionando la partición que hemos creado.
Reinicia tu ordenador cuando complete la instalación.
Paso 5. Después de la instalación

La instalación está completa pero la unidad no es arrancable. Por ello tenemos que volver a arrancar con el pendrive UniBeast y seleccionar la partición de macOS Sierra.

Para solucionar este problema tendremos que instalar el conocido paquete todo en uno MultiBeast, que permite el arranque desde el disco duro e instala soporte de audio, red y gráficos, entre otros, de la siguiente forma:

  • Reinicia con el USB y en la pantalla de inicio escoge arrancar  X El Capitan.
  • Completa el setup y ya desde el navegador Safari descarga estas herramientas de post-instalación
  • Ahí tendremos dos instaladores Clover personalizados (para sistemas basados en UEFI y para otros más antiguos basados en BIOS), así como los kexts esenciales (carpetas que actúan como drivers en OS X).
  • Ejecuta uno de ellos para solventar el arranque desde el disco duro y completar la configuración.

Es posible que quieras instalar más drivers para habilitar ethernet, el sonido o gráficos según la configuración de tu equipo. En caso de problemas, tonymacx86 tiene un foro de soporte donde hay cientos de problemas comunes ya solucionados aquí mi Hackintosh a toda marcha GT502